La relación entre el antibiótico y alcohol

Enlace Patrocinado

La relación del antibiótico y el alcohol, es el efecto que produce cada uno de ellos y su interrelación, pues el efecto del antibiótico es modificado mediante el consumo de bebidas alcohólicas.
Aunque una persona no sea alcohólica, es decir consumiera moderadamente alcohol, de todos modos mientras se encuentre bajo un tratamiento antibiótico no puede consumir ni siquiera una copa de alcohol.
¿Por qué no se puede ingerir alcohol conjuntamente con un antibiótico? Porque la medicación es metabolizada en el hígado donde también es metabolizado el alcohol, para lo cual se ayuda de la acción que ejerce la bebida induciendo las enzimas del hígado. Ambos so metabolizados en este mismo órgano, por lo tanto se ejercerá una eliminación veloz del fármaco y por ende perderá el efecto necesario, es decir que se reduce la acción antimicrobiana del medicamento.
No obstante en personas con un alto consumo de alcohol, lo cual le produjo una cirrosis hepática, el hígado se habrá transformado en una fibrosis con una masa de fibra con la función metabólica anulada o reducida, por lo cual al ingerir un fármaco, éste podrá tener el efecto esperado, pero a la vez serán mayores los efectos secundarios con probabilidad de hepatotoxicidad, cardiotoxicidad y nefrotoxicidad.
Por el contrario una persona que no es adicta al alcohol, lo consume ocasional y moderadamente, cuenta con un hígado en perfectas condiciones cumpliendo la función metabolizadora y por ende al no relacionar el alcohol con el antibiótico obtendrá un menor efecto del medicamento, ya que éste no será eliminado, por lo tanto al permitir que permanezca un mayor tiempo en el organismo producirá el efecto para el cual se lo ha ingerido.

Asimismo se comprobó que al ingerir alcohol con esta medicación en conjunto se produce la inhibición metabólica del alcohol con una consecuente concentración en la sangre de alcohol etílico, provocando a la persona un efecto antabuse con rostro enrojecido, vómitos y náuseas como síntomas del alcoholismo o manifestaciones clínicas de inmediato después de beber e ingerir la medicación con alcohol.
En pocas palabras el efecto positivo del antibiótico es eliminado al consumir conjuntamente cualquier tipo de bebida alcohólica.
En definitiva mientras dure el tratamiento con antibiótico, lo cual puede tratarse de una semana, 10 días o más dependiendo de la afección que se está padeciendo, dado que puede tratarse de un tratamiento extendido de varios meses para eliminar una infección grave, pues durante el tiempo que lleve el tratamiento se encuentra prohibido el consumo de alcohol, ya sea de cerveza, vino o whisky, siempre se tratará de sustancias psicoactivas, la cuales aunque sean consumidas en pequeñas cantidades interfiere en el tratamiento, pues aunque el médico no lo haya advertido es de mundial conocimiento la imposibilidad de la buena relación entre el antibiótico y alcohol.

Pistas anteriores

  1. [...] La relación entre el antibiótico y alcohol [...]

Deje sus comentarios

*